Archivo mensual: septiembre 2007

Caminos de carne

tripticop1.jpg

Era en la escuela o en el pueblo, el modo como se llamaban aquellas sendas por donde los pastores iban y venían. De un lado para otro, trashumantes con sus rebaños, cruzaban pueblos, provincias, regiones para aprovechar los pastos del fin del camino y, claro está, los que brotaban a orillas de coladas, veredas, cordeles, cañadas. Pocas veces la fortuna de un país estuvo tan ligada a una red de vías de comunicación como la que tejieron las vías pecuarias en la ancha y medieval castilla, cediendo el paso centralista desde el kilómetro cero de la Puerta del Sol madrileña a las otras extremidades aragonesas, extremeñas, andaluzas. Miles de kilómetros urdiendo un patrimonio público donde de manera ejemplar la cultura de la vida, los materiales construidos, los paisajes, los sotos o la fauna silvestre, se entrecruzaron con tan sutil habilidad que dieron pie a un modo de vida. Esa riqueza que nos pertenece fue lentamente cayendo en abandono, pasto creciente de usurpadores propietarios que vallaron y apresaron el caudal común. Por una vez y sin que sirva de precedente, algo en el campo tenía papeles, y es que a lo largo de siglos las vías pecuarias habían sido descritas y cartografiadas al detalle. Llegaron los tecnócratas del medio ambiente y contagiados del espíritu renovador de la democracia, aprobaron leyes y anunciaron deslindes, que no fueron para gozo de los usurpadores más que estudios técnicos, para actualizar con más modernos sistemas la verdad que todos sabemos. El clamoroso expolio de un bien público. Llegó el senderismo y con él, junto a algunos pastores resistentes, la voz social reclamó a grito de justicia, ¡A desalambrar ¡ Eso es lo que vienen haciendo paseantes y protectores del bien público a lo largo de los últimos años en la provincia de Córdoba, sin que la actitud de políticos y las fuerzas del orden o la justicia hagan ser muy optimistas sobre la devolución del patrimonio expoliado a la sociedad que es su dueña. La memoria es caprichosa y se resiste a olvidar esas bellas palabras. Caminos de carne     

Deja un comentario

Archivado bajo Senderismo, Vías pecuarias

La estética, la contemporaneidad y el museo

 

 

“Si al visitante se le pide que reflexione sobre la naturaleza de lo que acepta comocualidad estética (para tener en cuenta los aspectos en que determinados objetos vana ser privilegiados en detrimento de otros), se hace imposible distinguir un principiosegún el cual puedan ser seleccionadas las obras de arte para su exposición. Los museos podrían, por ejemplo, exponer no sólo la forma en que el concepto de obra de arte es objeto de continua reconsideración y redefinición en la tradición occidental, sino además sugerir cómo el proceso de determinar lo que va a contar como valor estético afecta a la manera en que estas instituciones se enfrentan y trasladan la producción cultural de otras partes del mundo. Aplicar un enfoque autorreflexivo al material que se expone ayudaría a articular las razones que mueven al impulso a exponer. En un ensayo sobre este tema, Ivan Karp y Steven Lavine afirman que“necesitamos experimentos en el diseño de exposiciones que intenten presentar múltiples perspectivas o admitan la naturaleza sumamente eventual de las interpretaciones ofrecidas”. Keith Moxey

Esa propuesta parece haberla tomado el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC), al proponer al público que organice su propia exposición entre el recorrido anárquico de 200 obras repartidas entre 4.000 metros. Como telón de fondo, el impulso a coleccionar. Entre la pasión, la creación de otro yo, el símbolo de poder…, una fuerza arrebatadora.

La noticia la conocí a través de un artículo de EL PAIS y acompaña una foto tomada en agosto del 2007 en el MACBA.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Museos, Turismo cultural

TURISMO SIN DESARROLLO

maroc1-060.jpg

Después de leer el Informe de Intermon Oxfam publicado recientemente bajo el título de Turismo y Desarrollo, quedan señaladas, entre otras, algunas cuestiones:

1)      el turismo crece inusitadamente en los países en desarrollo

2)      este crecimiento se hace las más de las veces sin una planificación y gestión profesional

3)      más bien respondiendo a directrices políticas en sociedades poco vertebradas

4)      la estadística turística al uso, falla una vez más al no considerar elementos de importancia sustancial como son los viajes domésticos

5)      Los impacto ambientales y sociales arrojan generalmente saldo negativo

6)      Las empresas no destacan, salvo excepciones, por su responsabilidad social

7)      La repercusión económica en la población local es escasa en relación al gasto turístico total

La trascendencia del asunto para las economías locales da pie a planteamientos críticos al informe de Intermon Oxfam, tachado de simple e idílico por Jordi Gascón, quien tira arriba al discordar con la premisa “básica” de que el turismo es per se una fuente de riqueza y no un cúmulo de intereses creados. A recoger de su crítica la denuncia Acerca de la externalización de los costes de la implantación del turismo, el endeudamiento público, la competencia con otros sectores de actividad o las desigualdades laborales con las mujeres, en un sector donde las condiciones laborales no son generalmente óptimas, según denuncias de la OIT o la Re-UITA.

Añadamos algunos datos ofrecidos sobre el tema por Leo Hickman. Una camarera de Tailandia gana 10 £ mensuales, mucho menos de lo que un turista paga por dormir una noche en su país. Tourism Concern evalúa ese impacto distributivo del gasto turístico sobre la población local, en un 15%. Sólo lo analistas más generosos elevan ese porcentaje por encima del 20%.

Lamentablemente parece cierto que el turismo está perdiendo en estos países la oportunidad de convertirse en una herramienta eficaz de lucha contra la pobreza, tal como plantearon hace años Naciones Unidas y la Organización Mundial de Turismo. He aprovechado para subir a scribd un texto que redacté originalmente en mis estudios de Turismo en la UOC, acerca del Turismo Orientado a los pobres.

Deja un comentario

Archivado bajo Turismo y desarrollo, Turismo y pobreza

MEZQUITA DE CORDOBA

medina-azahara-mezquita-230.jpg 

Días atrás visité con unos jóvenes árabes la Mezquita de Córdoba, tras hacer efectivo el pago de los preceptivos 8 € de precio de acceso. Era un día tranquilo en hora de siesta, así que pudimos disfrutar de un tiempo relajado entre el característico bosque de columnas de una de las grandes mezquitas del mundo. También pudimos leer el texto del folleto que a la entrada ofrecen en varias lenguas a los visitantes. Una serie de afirmaciones impregnadas de amor al prójimo y humildad se repetían en los párrafos del panfleto que lleva por título “La Catedral de Córdoba. Testigo vivo de nuestra historia”. Sin más comentarios, entresaco algunas líneas: “La Catedral de Córdoba no es simplemente un monumento o un templo intercultural; y tampoco una Mezquita, sinola iglesia madre de la Diócesis… Es un hecho histórico que la basílica de San Vicente –templo visigótico– fue expropiada y destruida para edificar sobre ella la posterior Mezquita, cuestionando el tópico de tolerancia que supuestamente se cultivaba en la Córdoba del momento … Es evidente que los cristianos ansiaban proclamar el evangelio por el cual muchos habían entregado su vida. Se trataba de recuperar un espacio sagrado al que se había impuesto la presencia de una fe ajena a la experiencia cristiana… Es la Iglesia, a través del cabildo Catedralicio, quien ha hecho posible que la antigua mezquita del Califato de Occidente, la Catedral más antigua de España, patrimonio histórico de la Humanidad, no sea hoy un montón de ruinas. Porque una de las misiones de la Iglesia siempre ha sido custodiar e inspirar el arte y la cultura”.

Arrogante de ese destino en lo universal que a todos procura, ese Cabido hace y deshace a su albedrío en el patrimonio histórico. Prohíbe rezos islámicos en su interior, prohíbe rodajes de películas, autoriza actos correctos políticamente, no explica cómo vigas históricas de la Mezquita han de adquirirse en casas de subastas, y eso sí, pone religiosamente a disposición de feligreses y turistas, su santificado cepillo. Con todo respeto, amén.  

Deja un comentario

Archivado bajo Turismo cultural

Fotografía sin fotografía (2)

 medina-azahara-mezquita-200.jpg

“…En resumen, la percepción turística, por estética que sea en el fondo, está compuesta por saltitos, intermitencias e interrupciones; es curiosa, pero también distraída, inestable, sensible a los ambientes y las atmósferas, sin más memoria que la de las prótesis técnicas que son las inevitables e indispensables camescopes y las cámaras numéricas, a través de las cuales se ve lo que no se mira y se graba lo que uno se apresurará a olvidar bajo pretexto de que siempre se conservará una huella virtual,por si acaso……Evidentemente, esta artificialización indiscutible de los intercambios culturalesse puede deplorar, pero no debemos ser ingenuos: desde los años treinta ,la producciónde bienes culturales se ha vuelto industrial y no vemos por qué motivo habría que exceptuar el turismo de esta lógica productiva……la trampa de la razón turística: esta trampa consiste en inventar nuestras propias motivaciones y justificaciones reencontrándolas en un pasado que probablemente jamás ha existido bajo la forma en que nosotros lo perseguimos…”

Yves Michaud: Más allá del turismo cultural  

medina-azahara-mezquita-241.jpg

 

Deja un comentario

Archivado bajo Fotografía, Turismo cultural

FOTOGRAFIA SIN FOTOGRAFIA

p1010074.jpg

Hace días escribí un pequeño ensayo acerca de una de mis aficiones de voyeur en viaje, fotografiar a los que fotografían. Subí este texto a scribd, así que les invito a leerlo …Hubo un tiempo donde el turista fotografiaba tal vez con el objeto/objetivo de dar fe de su presencia, testimoniar la verdad de su paso por el lugar. Ahora más bien, la experiencia fotográfica del viaje cultural  contribuye a insuflar de energía, a dotar de vida al lugar mismo. No será tanto el interés en mostrar más tarde esa imagen testigo. Es el momento del disparo donde el actor convertido en figurante ve realizado su nuevo rol, satisface su deseo, se disemina fecundo en el lugar donde dispara al fin su yo.

Más adelante habrá un album fotográfico en línea.

p1010217.jpg

2 comentarios

Archivado bajo Fotografía

LENTITUD

barcas

“Sabía usted que hay barcos de carga en los cuales, a cambio de mil pesos, lo llevan y lo traen a usted de Buenos Aires a Estocolmo? ¡ Tardan tres meses en total! (Horribles, esos trasatlánticos que hacen el viaje en cuatro días…)”

Julio Cortázar, carta a Luis Gagliardi, 1939 

Deja un comentario

Archivado bajo Lentitud

EL VIAJE MÁS LARGO

Olivier Jobard Inmigrantes subsaharianos 

Según el art. 13 de la Declaración Universal del los Derechos Humanos, “toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.  Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país”. Sin embargo, 226.000 kilómetros de fronteras terrestres controlan, dificultan  o impiden el ejercicio de este derecho universal. Aún permanece abierta en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona,  FRONTERAS, una exposición destinada a   presentar algunos casos de fronteras que vienen a separar seres humanos y a negar el cumplimiento del derecho. La emigración subsahariana representa una de las rutas más inhumanas y arriesgadas para quienes maltrechos se enfrentan a una fatalidad de viaje que puede durar largos meses. Las fotografías de Olivier Jobard, como la que acompaña este texto, actúan como cuaderno de viaje para uno de estos subsaharianos en tránsito a Europa. Entre tanto estos emigrantes corren todos los riesgos, Europa necesita de su contribución para poder cubrir la demanda de trabajo existente. Según denuncian asociaciones de defensa de los derechos humanos, la política migratoria europea estaría causando con su estrategia represiva el efecto contrario al deseado, contribuyendo a multiplicar los riesgos de estos nómadas africanos y obligando a Marruecos a jugar un rol policial delegado por la comunidad europea a condición de no ver mermadas las contribuciones de ésta en cooperación económica. Un monográfico de la Fundación CIDOB, escrito por Mohamed Khachani, puede ayudar a conocer el contexto y magnitud del problema.El trayecto es demasiado largo y peligroso para ser llamado incluso viaje. ¿Acaso no es más una deportación?

Deja un comentario

Archivado bajo Migraciones

EN EL CAMINO

en el camino

Jack Kerouac escribió en 1957 el celebrado libro, grande entre los grandes textos de viajes, cuyo relato arrancaba un día de julio de 1947, cincuenta dólares en el bolsillo y rumbo oeste para un viajero, tan desorientado que ya equivoca dirección en el primer día. Tengo un preciado ejemplar de amarillentas páginas, editado en 1977 –cuarta edición- por la mítica editorial Losada. En el diario EL PAIS, un texto de Rodrigo Fresán rememora el cincuenta aniversario de la publicación de la biblia “beat”. En su honor, unas líneas y un vaso de cerveza.  … Y fue así cómo realmente comenzó toda mi experiencia en los caminos. Las cosas que me sucedieron son demasiado fantásticas para no ser contadas… ¿Van ustedes a algún sitio o simplemente van?… Por eso, en esta América nuestra, cuando el sol se pone y yo me siento en el viejo y deshecho espigón del río, en contemplación de los vastos cielos de Nueva Jersey; cuando se mete en mí toda la enorme tierra que se encrespa y levanta como para precipitarse sobre la Costa Occidental; cuando paso a formar parte de todos esos caminos, de toda esa gente que sueña en el seno de tanta inmensidad; cuando pienso en Iowa y me digo que estarán llorando los niños en la tierra donde se deja a los niños llorar; cuando me asalta la idea de que las estrellas van a salir -¿no sabéis que Dios está allí?- y que el lucero de la tarde dedicará sus mejores destellos a la pradera, justo antes de que sea noche cerrada, la noche que es una bendición para la tierra, que oscurece todos los ríos, se traga todas las cumbres y oculta las últimas riberas, sin que nadie sepa lo que va a suceder a nadie, si se exceptúa la andrajosa melancolía de envejecer, me acuerdo de Dean Moriarty. Hasta me acuerdo del viejo Dean Moriarty, ese padre al que nunca encontramos. Me acuerdo de Dean Moriarty…

Releyendo estas líneas le viene a uno la contagiosa grandeza de un continente, el ruido de un camión donde hay sitio para todos los viajeros, una fuerza vital que se abre camino ante horizontes que arden como fondo. América

en el camino (2)

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura viajera

TURISMO METAFISICO

PIEDRAS

¡ Estas Soledades desnudas, esqueléticas, de esta descarnada isla de Fuerteventura! ¡Este esqueleto de tierra, entrañas rocosas que surgieron del fondo de la mar, ruinas de volcanes; esta rojiza osamenta atormentada de sed! ¡Y qué hermosura! ¿Sí, hermosura! Claro está que para el que sabe buscar el íntimo secreto de la forma, la esencia del estilo, en la línea desnuda del esqueleto; para el que sabe descubrir en una calavera una hermosa cabeza.Miguel de Unamuno. Divagaciones de un confinado. Artemisaediciones / clá 2007

pie

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura viajera, Paisaje