Conejo para Germán

torino.jpg

A Germán Arrien

Querido Germán, tu marcha tan inesperada como sentida marcó los últimos días del año para todos los amigos españoles de Slow Food. Con tu vivo recuerdo en la mente, quisiera comentar algunas noticias que sin duda nos habrían dado para una buena y lenta tertulia. Te cuento. Hace pocos días, una llamada de Josep Puxeu, secretario general de Agricultura, apoyando el consumo de la carne de conejo, atizó uno de esos debates nacionales tan histriónicos como frívolos acerca del consumo de los productos alimentarios. Pocos repararon  acerca de los productores que hay detrás de un alimento, ni de sus vidas ni dificultades. Tampoco del valor nutricional ni de las consecuencias ambientales derivadas de la producción alimentaria.  Al mismo tiempo, gracias a un artículo de Raj Patel, se ha puesto de relieve la relación entre las prácticas de consumo vegetarianas y el descenso de las emisiones de carbono. Pero también, y he ahí las nuevas condicionantes socioeconómicas, la dificultad que los más pobres tienen de acceder a una dieta vegetariana.  Patel describe en detalle la batalla oculta por el poder del sistema alimentario mundial y como un hecho tan simple, como la elección de una dieta vegetariana, es algo que no está al alcance de muchos consumidores. Es simplemente en los países ricos, un estilo de vida, una elección de clase. Parece contradictoria esta relación del conejo y la soberanía alimentaria, pero detrás de ambos ejemplos, se mueven ingeniosos y olvidados, los agricultores y ganaderos, perdidos entre unos consumidores que no les reconocen y una agroindustria capitalista que les ignora. Leyendo  a Patel he podido descubrir asombrado como los agricultores están a la cabeza de los índices de suicidios profesionales, comparando las tasas existentes entre los diferentes oficios.  Te envío Germán el abrazo amigo de los caracoles de Slow Food, que seguiremos recordándote en el Salón del Gusto en Turín, ciudad de cuyas luces navideñas dejo una foto, en tu memoria.  

 

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Germán Arrien, Raj Patel, Slow Food

3 Respuestas a “Conejo para Germán

  1. Acabo de reler esta carta. En su momento, tras la muerte de Germán, la guardé en mi ordenador y en un foro de debate que tenemos los Slow de gipuzkoa porque fue lo más hermoso que lei y porque yo no tenía palabras… ( suelo copiar las de otros).

    Hoy, sus amigos de Donostia tratamos de llenar torpemente el enorme vacio que dejó.

    Un abrazo también para ti.

  2. oleopolis

    Gracias Lydia, también yo con estos calores de agosto recuerdo una tarde junto a Germán y Marta, tomando una copa de cava en Barcelona y sigo degustando la mejor burbuja de aquella siesta, la amistad.
    Un abrazo para tí

  3. Prof. Dr. Kurt Kippels

    Mit großer Trauer habe ich vom Tode meines Freundes German durch Kane Kampmann erfahren. Mein herzliches Beileid an seine Angehörigen. Auch im Namen meiner Frau Gabi.

    Con gran tristeza habia oido del muerto de mi amigo German. me dijo este Kane Kampmann. Un saludo cordial a su familia , tambien en nombre de mi esposa Gabi

    Kurt Kippels, Köln, Deutschland

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s