DE BENIDORM A DUBAI

  

Andaba con la mente puesta en el modelo turístico de Benidorm, cuando la lectura de una serie de post de Jorge Gobbi, me condujo a recuperar algunas viejas notas acerca del modelo turístico de Dubai e hilar con ellas unas ideas complementarias a las del editor de ese magnífico blog de viajes argentino.

1) La relación del modelo Dubai con el gigantismo y el lujo, es evidente y está siendo subrayada tanto por el exhibicionismo de los promotores como por los medios invitados al festín, como por aquellos otros que están mirando el caso con un enfoque crítico. Creo que tras esta primera etapa, lo que se avecina para la próxima década una vez entren en funcionamiento las numerosas infraestructuras en marcha –aeropuertos, hoteles, museos, parques temáticos, etc.- y avancen movimientos de control y posicionamiento empresarial –aerolíneas de manera muy especial- y político, será un polo de primera magnitud turística situado en un punto intermedio de los vuelos a Asia y bajo un aparente control político que le aísla de las convulsiones bélicas o de la amenaza terrorista que caracterizan su entorno. En ese sentido creo que estamos ante una estrategia que va más allá de un fenómeno ligado a los petrodólares y se asienta en los flujos globalizados de capital y turistas. El gigantismo, los rascacielos, no serían más que la visible vanguardia, expresión del capitalismo por excelencia que siempre ha sido. Una llamada a los consumidores a la que no faltan carreras de Formula 1 o campeonatos mundiales de motociclismo.

2) Sostiene Gobbi como otro elemento propio de esta formidable apuesta turística de Dubai, el contraste evidente en torno a las “libertades modulares” en un país que constriñe a su población a  la rigidez propia de un régimen islámico mientras abre “zonas especiales” al turismo”. Igual que también los rascacielos se abren paso  en Benidorm desde hace cincuenta años, también a su modo en la España franquista, aquellas playas fueron “zonas libres” donde las costumbres se relajaron y el biquini se impuso, inteligentemente consentido por los ojos clarividentes de los gestores de la ciudad alicantina. En el fondo, este planteamiento de las “libertades modulares” no hace sino llevar a sus extremos esa extradición de la normalidad que siempre supuso el espacio turístico, para marcar así el tránsito de la diferencia, la aceptación de lo prohibido en un tiempo y lugar nuevo o aislado. ¿Hacia dónde evolucionará esto en el caso de Dubai? ¿Qué impacto tendrá la llegada de millones de turistas “libres” en una sociedad islámica? ¿Qué consecuencias sociales y políticas se derivarán de ello?

3) Lo que levanta pocas dudas a estas alturas es la insostenibilidad social y ecológica del modelo, ejemplar en su artificialidad creadora, pero sujeto a unos condicionantes ambientales –falta de agua en especial- que no hacen sino subrayar el alto coste ambiental de esta propuesta, no menor del coste social que está suponiendo la explotación de los cientos de miles de obreros extranjeros que dedican doce horas diarias de trabajo por un salario de 110£ mensuales cuando una habitación en el hotel Burj al-Arab cotiza entre 1.000$ y 28.000$ noche. A este respecto es muy ilustrativo el artículo de Leo Hickman, Sun, sand and slavery.

De China aún no hemos hablado, pero vendría a ser en este parchís turístico la estación terminal de una línea de desarrollo turístico en altura que iniciada por Benidorm, pasa ahora por Dubai, pero que iluminada por la antorcha olímpica se dirige a Pekín.

Las dos fotos de este post están publicadas en Flickr por aite 2002 (Gran Hotel Bali de Benidorm) y Hussain Shah (Hotel Burj al-Arab)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Impactos turismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s