DE DUBAI A CHINA

Continuando unas reflexiones cruzadas con Jorge Gobbi, y camino de China –con o sin antorcha olímpica-, unas notas más que añadir a la reflexión original de Benidorm a Dubai.

Conforme se profundiza en el tema, se descubre como Dubai ha pasado de ser referenciad como un “edén sólo para ricos”, para presentarse más recientemente como “caso de éxito”. La magnitud de la operación es de tal envergadura que no nos cabe duda que los objetivos son mucho más ambiciosos y que tras el turismo glamuroso inicial hay aspiraciones mucho más amplias. Unos detalles:

En la vorágine de construcción de nueva infraestructura aeroportuaria que los destinos emergentes están acometiendo, Emiratos Arabes se lleva la palma, con el Aeropuerto Internacional de Jebel Ali, llamado a convertirse en el primero del mundo con capacidad de gestión de 120 millones de pasajeros anuales, al que se une un segundo aeropuerto internacional en Abu Dhabi. Sirva de orientación decir que el primer aeropuerto europeo por tráfico de pasajeros, Londres-Heatrow alcanzó en 2007 68.068.600 viajeros (0,8% más que en 2006). Por otra parte Jebel Ali es una pujante zona franca de comercio.

Otro ranking mundial en este caso el de las atracciones turísticas que más personas movilizan en el mundo, los parques temáticos, encabezado en 2007 por el MAGIC KINGDOM de Walt Disney World, en Florida, con 17,060,000 de visitantes. En este sentido y tras el fogonazo mediático por un interés inversor de los jeques en la industria cinematográfica, aún pendiente de cuajar, lo que queda claro es que Warner Brothers está trabajando codo con codo con los príncipes de Emiratos a ayudarles a crear parques temáticos y producir películas –salvando obviamente numerosos temas cultural y políticamente escabrosos- que sirvan de reclamo turístico a los desiertos arábigos. Sin duda que los temas de derechos humanos o la insostenibilidad de un modelo turístico que se cimienta sobre un incremento notable de la navegación aérea, quedan aún escondidos bajo este manto de fuegos artificios que saluda la irrupción de Dubai como destino turístico. El interés político y de las grandes corporaciones internacionales ligadas al turismo se ve refrendado por la próxima celebración den Dubai de la Cumbre Mundial del World Travel & Tourism Council, que eso sí plantea tan materialista interés bajo la hipérbole sonora de la libertad del viaje como un derecho equiparable a la libertad de expresión, junto a algunos de los más rimbombantes asuntos de la industria turística mundial, mezclando en el mismo saco tasas de crecimiento con la infalible sostenibilidad ambiental.

Sucede esto en el día que un gerifalte del Comité Olímpico Internacional ha preguntado en alto al frívolo griterío internacional contra la antorcha viajera y el país que enciende la llama, dónde estaban hace años cuando se designó a China sede de los Juegos Olímpicos. Hipocresías y dedos señalando al cielo siempre ha habido, pero adelantemos el viaje a China con una crónica reciente de Josep Ramoneda. Por cierto, el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), que dirige Ramoneda, prepara una exposición sobre la China actual para los próximos meses.  

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “DE DUBAI A CHINA

  1. Pingback: Blog de Viajes » Blog Archive » Juegos Olimpicos: no todo termina en Tibet

  2. Pingback: DUBAI, ¿EL FIN DEL SUEÑO? « OLEOPOLIS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s