MOVILIDADES FORZADAS

Escribe Jorge Gobbi sobre medio ambiente y movilidades forzadas, y le escribo un comentario porque  creo que pone en esa nota uno de los temas cruciales en torno a los diferentes enfoques de la movilidad, como una de las paradojas más injustas que caracterizan estos tiempos confusos, en el sentido de que hay demasiados intereses para crear confusión y no denunciar claramente las situaciones de terrible desequilibrio. De acuerdo con lo que escribe Jorge,  sólo añadir que el conflicto entre movilidades forzadas/limitadas (conviven juntos aquellos que son obligados a desplazarse con aquellos que son condicionados a no hacerlo), y el derecho a la movilidad que todos debemos disfrutar, se vive con especial crudeza en aquellas zonas, el Mediterráneo o la frontera mexicana dan muestra de ello, donde el turista es recibido con los brazos abiertos y sobre el emigrante “ilegal” caen todos los olvidos cuando no rechazos, condenas e incluso si Berlusconi sigue adelante, son condenados penalmente. En el día de ayer el diario EL PAIS publicó  un acertado artículo -Muerte en las fronteras de la UE- sobre este tema. Una última cosa. Los efectos del cambio climático llueven sobre mojado o en seco, según cuál sea la naturaleza de la catástrofe, en sociedades donde las condiciones no sólo ambientales, sino particularmente políticas impiden el desarrollo de otros derechos básicos como la propiedad de la tierra o el derecho de una alimentación digna y suficiente. Quiero decir, que antes que “refugiados ambientales”, son centenares de millones de personas desheredadas políticamente del derecho a la propiedad de la tierra que cultivan o a sobrevivir con el propio alimento. Dos recomendaciones finales, un artículo de Loretta Napoleoni  en este mismo sentido y una sugerencia al trabajo general que está llevando a cabo Raj Patel   y las organizaciones con las que colabora. Vale la pena seguirle la pista.

La foto de cabecera “Natives go away”, de Santiago Sierra, Mallorca 2001  

About these ads

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

3 Respuestas a “MOVILIDADES FORZADAS

  1. Antonio, gracias por el comentario. Sí, efectivamente ya había trabajado en el tema de las diferencias entre “turista” (bienvenido a todos los países) y “migrante” (rechazado cada vez más). Es impactante ver como a veces terminamos casi en una división de clases; quien tiene dinero tiene derecho a la movilidad, y el más pobre, no. ¿Derechos humanos? Esas cosas no entran en el debate…

  2. Antonio Zafra

    Escribe Loretta Napoleoni en “Economía Canalla”: … El hecho de que las fronteras estén abiertas da al trabajo sexual un aire de internacionalismo, especialmente en la frontera occidental donde se produce “el encuentro de las naciones” … (http://www.lorettanapoleoni.org/economia_canalla/index.php?page_id=15) Este otro tipo de esclavitud tampoco conoce fronteras ni quebranto para celebrar la movilidad. En el fondo, pocos negocios como la prostitución andan cercanos a la movilidad. No sé si en “On the move” le dedica Tim Cresswell algún capítulo pero sin duda lo merece … vamos a indagar algo sobre este particular acontecimiento turístico digno de entrar en las estadísticas de la OMT …

  3. Si es por la relación entre turismo y sexo, hay estadísticas que muestran que una proporción significativa de personas que se trasladan a ciertas regiones del mundo lo hacen en busca de sexo. Habría que profundizar en el tema, porque tiene que ver con esas “movilidades” de las que poco se habla.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s