Trotamundos digitales

Llega el verano y se intensifican los viajes. Las propuestas más exigentes que reflexionan sobre la relación entre desarrollo sostenible y turismo, insisten en que hay que poner límites al crecimiento de la industria y límites personales más allá de las posibilidades económicas de cada individuo. Algunos apuntan hacia la creación de un saldo líquido viajero que no podría ser rebasado y que podría relativizarse cuando el viaje conlleve aprendizaje, solidaridad u otros términos de equilibrio a la balanza ambiental negativa derivada de los usos intensivos de transporte. Frente al turismo del conocimiento y la quietud, la prisa. Frente al coleccionismo de momentos únicos, la colección de países y lugares visitados. Frente al contacto local y el largo plazo, la estandarización aislada y el short break. La vuelta al mundo por doquier.

Erik Nordenankar lo ha aclarado en su propio web site. No se trataba del viaje real de un maletín conteniendo un GPS girando durante 55 días por 62 países en la trama comercial de la mensajería DHL. Sin embargo, trampas aparte, la popularidad se la ha ganado y el making off de su graduación artística ha hecho mella entre los seguidores de la fusión tecnología / arte. Gracias a la huella viajera dibujada por el recorrido, Erik dibujó un enorme retrato universal.  Bajo la suerte del siete, va a cumplirse un año de que Noel A. Hidalgo partiese el 7 de julio de 2007 de la ciudad de Nueva York, para llevar a cabo un viaje de siete meses alrededor del mundo con objeto de mostrar un recorrido open-source de la cultura libre, la innovación social, y el cambio global.

La vuelta al mundo tiene tal tirón comercial que no faltan propuestas comerciales como la que hace Bacardi a través de la Murmanskroute. La Bacardi Murmansk Route es la oportunidad de viajar intensamente y entablar nuevas relaciones. De descubrir lugares nuevos y, sobre todo, de vivir el espíritu de libertad que ha abanderado Bacardi desde el día de su fundación. No es una carrera. Tampoco es un concurso. Es la experiencia

que vivirán tres grupos de amigos para hacer un paréntesis en sus vidas y cruzar el continente europeo, viajando desde la ciudad rusa de Murmansk hasta la isla griega de Ítaca: El lugar donde también acaba el viaje de Ulises en la Odisea de Homero.

Hace unos días EL PAIS SEMANAL contaba la historia alrededor del mundo de gente que busca en el viaje ese valor añadido personal y también en ocasiones solidario. Es el caso de Eneko Etxebarrieta y Miyuki Okabe, en ruta por el mundo desde 2002. También de J.A. Rodríguez un trotamundos solitario en un trayecto que incluye a decenas de países y Xavier Molins y Carmen Corretgé, que han iniciado ya su segunda vuelta al mundo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Relatos de viaje, Tendencias, Turismo sostenible, Viajes, Videos viaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s