DEFINICIÓN DE TURISMO

Leo en Clan-destinos la siguiente definición de turismo:

El turismo es el conjunto de experiencias y actividades desarrolladas por individuos que se desplazan temporalmente en un espacio que no les es cotidiano, por razones lúdicas, así como las diversas formas económicas que pretenden rentabilizar este desplazamiento“.

Duración, distancia, motivaciones y naturaleza del fenómeno serían las diferentes perspectivas que en el último siglo habrían dado lugar a decenas de definiciones diferentes, según primase en ellas el enfoque económico o sociológico. Sin duda que cada indefinición a la que se llega tiene mucho que ver con los intereses y puntos de vista de quienes definen el concepto, lo que acaba por traducirse en un conocimiento tan complejo, como insuficiente, desordenado o contradictorio, seriamente perceptible cuando de trabajar con estadística turística se trata. Así sucede cuando se trata de echar las cuentas que relacionan cambio climático y turismo o cuando políticamente se quieren magnificar o maquillar ciertas tendencias, por no irnos a otros terrenos igualmente resbaladizos como los que tratan de argumentar el papel del turismo en la lucha contra la pobreza o cuando de definir conceptos de sostenibilidad ligados al turismo se plantean.

Todo ello en un siglo, donde para complicar más las cosas ya de por si revueltas con la naturaleza dinámica de la actividad, el turismo es una expresión preclara de la movilidad, más allá de su atávica relación con el sector del transporte, el turismo luce ahora como símbolo de un nomadismo que resulta muy beneficioso para el capitalismo globalizado, disponiendo de mano de obra móvil que produce y consume sin distinción, bajo la seducción que la movilidad imprime. De ahí que por encima de la duración, las distancias o las motivaciones –aspectos válidos a los intereses contables de la industria, los gobiernos o los académicos-, el turismo se presenta hoy como manifiesto necesario de la sociedad de consumo. Sencillamente se consumen viajes por lo que el viajero prima el hecho de viajar y coleccionar un nuevo destino, por encima de cualquier derecho o señal que recordase la vieja tradición del viaje. Así se entiende el alborozo de la viajera desatendida por la compañía que le presta servicios:  “Jamás respondiste a mi reclamación” y “el exceso de peso en el equipaje es más caro que el kilo de marisco en Navidad pero aun así… ¡te quiero!”. ¡Viva Ryanair, mueran los conceptos!

 

DEFINICIÓN DE TURISMO (I)

DEFINICIÓN DE TURISMO (II)

DEFINICIÓN DE TURISMO (III)

DEFINICIÓN DE TURISMO (IV)

DEFINICIÓN DE TURISMO (V)

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Tendencias, Travel, Viajes

4 Respuestas a “DEFINICIÓN DE TURISMO

  1. Pingback: DEFINICIÓN DE TURISMO (III). La quietud como alternativa a las crisis del turismo « OLEOPOLIS

  2. Pingback: DEFINICIÓN DE TURISMO (V). EL RACIONAMIENTO COMO ALTERNATIVA A LAS CRISIS DEL TURISMO « OLEOPOLIS

  3. Pingback: DEFINICIÓN DE TURISMO. El valor del conocimiento (y VI, por ahora…) « OLEOPOLIS

  4. Excelente definición en lo personal considero que el turismo lo hacemos todos donde quiera que nos encontremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s