LA SOCIEDAD DEL ESPECTÁCULO

 

“Y sin duda nuestro tiempo… prefiere la imagen a la cosa, la copia al original, la representación a la realidad, la apariencia al ser… lo que es ‘sagrado’ para él no es sino la ilusión, pero lo que es profano es la verdad. Mejor aún: lo sagrado aumenta a sus ojos a medida que disminuye la verdad y crece la ilusión, hasta el punto de que el colmo de la ilusión es también para él el colmo de lo sagrado.”

FEUERBACH, prefacio a la segunda edición de La esencia del Cristianismo.

La vida y la obra de Debord no deja de depararnos nuevas paradojas cincuenta años después de que crease la Internacional Situacionista e inventase un juego, el Kriegspiel o Le Jeu de la Guerre, tratando de abstraer sobre el tablero de juego los combates y batallas de la vida real. Sutilmente venía a mostrar el modo en que la gente podía aprender a luchar contra el amable poder opresor de la sociedad fordista. Hace poco hemos sabido que su viuda pleitea por los derechos de autor del juego, ahora disponible en una versión digital y mostrado  en una exposición, como no podía ser de otro modo, tratándose de la obra de Debord.

El verano ha traído algunas noticias más sobre los museos como centros de consumo especializados en la producción y exhibición de copias de cualquier aspecto de la realidad que se preste a ello, o tal vez sin que siquiera esto último ocurra. Es el caso de Unabomber, el terrorista que actuase en EEUU entre 1978 y 1995, quien ha pedido sea retirada de la exposición que sobre el FBI presenta el Newseum, la cabaña de madera que le sirviera de habitáculo durante ese periodo, con objeto de no herir a sus víctimas. Pero dado el valor del objeto, éste ocupa un lugar destacado y así podemos saber la disposición, los útiles y algo de la vida de ese personaje a través de su cabaña. Mal que le preocupe ahora a Unabomber el ánimo de sus víctimas, quien gana verdadera notoriedad es el museo de cuya existencia buena parte del mundo no habría sin duda reparado si no fuera por el valor de esta pieza original. Los museos se convierten así en “sitios públicos de la actualidad”, que diría McCannell, re-presentando el hábitat natural del terrorista.   

En el Bradbury Science Museum en los Alamos (USA), la exótica pieza, estrella de la colección representada, es Fat Man, la carcasa de una bomba atómica, idéntica a la lanzada sobre Nagasaki, que fue creada en este laboratorio militar. Todo al servicio de la ciencia, la educación y la seguridad nacional. Los vecinos y visitantes que llegan a este enclave del turismo nuclear, según leemos en un reciente reportaje de Barbara Celis en EL PAIS, se prodigan en alabanzas o luchan denodadamente para denunciar el uso militar de esta energía. ¡Blanco y negro, pero que vengan turistas!

Anunciando su virtualidad inteligente – se dice capaz de adaptar su discurso expositivo a las características sociodemográficas de los visitantes-, ha abierto sus puertas el MAV, primer museo arqueológico virtual italiano. Dando de lado a la vieja maniobra museística de los desplazamientos generalizados de piezas, aquellos que acudan a visitar las excavaciones de Herculano, podrán previamente contemplar una visión diferente de las ruinas. Sin ningún objeto, mínima escenografía y despliegue tecnológico que desde un software central dirige y ofrece diferentes sensaciones al visitante. Como desgraciadamente ocurre con otros museos,  su publicitada interactividad con el usuario no sirve para manifestarse en el desarrollo de su sitio web, bastante empobrecido en contenidos y en el uso de herramientas tecnológicas acordes a su pretensión.

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Museos, Travel, Turismo cultural, Viajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s