LENTAMENTE LAVAZZA

Tuve el inmenso placer de contemplar primero cómo preparaba y degustarlas después, unas nubes de café por parte de Ferrán Adriá, en el Salón del Gusto de Turín en el año 2002. Lavazza patrocinaba una deliciosa tertulia con el maestro catalán en el que descubrimos el seny, el genio o el humor socarrón que algunos escritores catalanes tan bien asociaron al relato gastronómico. Ahora que se acerca una nueva edición del Salón del Gusto y envidio a los amigos caracoles que invadirán los salones del Lingotto, las tertulias, las degustaciones, los contactos y los imborrables paseos otoñales por Turín, me muero de gusto con las fotografías de Annie Leivovitz para el calendario Lavazza 2009. Difícil elegir un retrato del alma italiana, pero hablando de cultura gastronómica, viene al plato de pasta la modelo Elettra Rosselini y como telón, la Toscana. Y un olivo… ¡Italia te quiero!  

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Aceite de oliva, CULTURA ALIMENTARIA, Fotografía, Lentitud, Paisajes gastronómicos, Slow Food

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s