AEROPUERTOS, la política de crecimiento ilimitado

hounslow_planes

Confirmada la recesión, también en lo que afecta al número de viajeros internacionales de transporte aéreo según confirma la IATA, no declina la fiebre expansiva en la construcción de nuevas infraestructuras aeroportuarias. Nada que decir de la caída de turistas internacionales, a cualquier precio el objetivo 2020 ha de ser cumplido. El disparate llega a tal envergadura que leíamos el otro día como en Indonesia se está formando un corredor que unirá cuatro aeropuertos internacionales en menos de 100 Km de distancia entre éstos. No importa la oposición social ni siquiera de parte de la clase política como ha ocurrido con la reciente decisión del gobierno británico de aprobar la apertura de la tercera pista de Heathrow. Nada que haga pensar de haber aprendido algo sobre la insostenibilidad de los modelos. Daría risa si no fuera por la seriedad del asunto, leer los aplausos en el sitio web de la IATA a estas nuevas infraestructuras dirigidas a multiplicar el crecimiento del tráfico aéreo, con la hipócrita compañía en la misma ventana electrónica del programa de emisiones cero de la propia asociación internacional del transporte aéreo. Los gobiernos tampoco parecen haber aprendido mucho de la dependencia perniciosa de un modelo de desarrollo entregado al ladrillo cuando se dirigen arropados por la compañía de las grandes empresas y sus estudios, a orientar un nuevo rumbo basado ahora en las infraestructuras públicas con sabrosas concesiones privadas para las décadas posteriores. La oposición de los ciudadanos y el propio alcalde de Londres es la misma que la de los alcaldes de la periferia de Barcelona o los vecinos de Gran Canaria ante las respectivas ampliaciones de aeropuertos. La dependencia gozosa y subvencionada de las nuevas gigantes low cost, gigantes con pies de barro, no evitan el enamoramiento de los políticos regionales y provinciales junto a interesadas corporaciones privadas, hacia las nuevas pistas, por más que se eviten propuestas de movilidad alternativa, especialmente acertadas para la corta distancia como bien han demostrado insistentemente los trenes de alta velocidad. Al menos todos ellos deberían dejar de entonar falsos credos acerca de la movilidad sostenible y otras memeces frecuentemente oídas. Una genuina forma de disminuir la contaminación acústica que generan.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Impactos turismo, Impctos medio ambientales, Movilidad, Turismo y cambio climático

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s