PLANIFICACIÓN TURÍSTICA

nieve-enero-09-1-052

La capital del mayo florido, Córdoba, aspirante a la capitalidad cultural europea, tendrá para ese mes según anuncia la prensa del día, un plan turístico, si bien en el contenido de la noticia se advierte que lo que habrá es un análisis de la situación, aunque se precisa que ayer mismo fue presentado el plan. Más se enreda la madeja si comprobamos que hace un año ya se anunciaba la contratación de este plan, ¿o acaso era otro? Y si así fuera, ¿dónde fue a parar aquel?

Hace unos días una consultora turística me comentaba que estaba colaborando en un estudio sobre la planificación municipal turística. Lamenté aguarle la fiesta al decirle que no creía conocer en la provincia de Córdoba ni tampoco en la capital,  un municipio que dispusiera de un Plan de Turismo, a pesar de que algunos de ellos acogen recursos turísticos que reciben decenas de miles de visitantes al año. Clamoroso el caso de la capital como de las numerosas comarcas y municipios de interior que aún sin disponer de competencias específicas,  reciben fondos de la administración regional y estatal para nuevas generaciones de planes turísticos sean de calidad, de excelencia, de dinamización o de sostenibilidad. La administración regional, ésta si competente en el tema, no parece tampoco preocupada por la inercia con la que se mueve en el asunto, por impulsar en las capitales y comarcas de interior de Andalucía, planes estratégicos, previos a la llegada de los fondos, que reiteradamente se reparten en una suerte de sorteo de financiación finalista para programas y actividades deslavazados y aislados, temporal y espacialmente. En los pequeños municipios la situación muestra igualmente la ausencia planificadora. En este bello lugar donde vivo, Zuheros, donde cada año llegan unas decenas de miles de visitantes, los proyectos de los gobernantes se suceden entre urbanizar espacios que gozan de protección o proyectar la construcción de aparcamientos, sin que ni una ni otra iniciativa responda a un análisis de la realidad ni a una estrategia planificada de desarrollo turístico, por más que se invoque. El problema que no parecen percibir ni tampoco asumir, por la responsabilidad que tienen ante ello, es dar una respuesta innovadora que contribuya a desestacionalizar  la demanda con  experiencias creativas. La realidad es que un porcentaje elevadísimo de días al año, los aparcamientos existentes están vacíos y por tanto la alternativa no es construir más sino invertir en planes de creación de productos y participación privada y social que renueven una oferta escasamente diferenciada.

No vendría mal a estos gobernantes con responsabilidad en la cosa turística, leer detenidamente la convocatoria que en el marco del Plan del Turismo Español Horizonte 2020, ha hecho el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, en el  documento llamado “Bases para el desarrollo del programa de Desestacionalización y Reequilibrio Socioterritorial”. Les ayudará a ponerse las pilas. Y mientras tanto, que empiecen a planificar seriamente para responder a qué necesidades y a qué objetivos sirven iniciativas como las citadas. Porque si no están verdaderamente relacionadas con la actividad turística va siendo hora de llamarlas por su nombre. ¿No les parece?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Capital Cultural Europea, Turismo conceptos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s