PARAISO TRAVEL

La semana pasada se presentó en Barcelona la edición en español del libro “La fuerza centrífuga” de Tom Holert y Mark Terkessidis, centrado en las relaciones que se dan entre turismo e inmigración y los cambios que se reflejan en el entorno de acogida u origen, a partir de la realidad evidenciada en países como España, Marruecos o la ex Yugoslavia. No he leído el libro pero si una reseña del mismo de la que se deduce la atención que cada vez más se muestra por parte de quienes desde diferentes perspectivas analizan la realidad, a este vínculo entre mundos tradicionalmente antepuestos. He tenido oportunidad de conocer el comportamiento como turistas de los tunecinos residentes en Francia cuando regresan a su país cada verano, como lo hicieron antes otros españoles que quedaron a residir en otros países europeos o así, alternativamente, sudamericanos, asiáticos, etc. Movilidades cruzadas en un escenario de hipermovilidad.

Esa relación queda dramáticamente parodiada en el tráiler de Paraiso Travel, una película sobre inmigrantes colombianos rumbo a Estados Unidos, que se adentra tanto en el viaje personal como en las solidaridades que se despiertan en una ciudad poblada –o debiéramos decir subpoblada- por millones de inmigrantes, como es el caso de Nueva York. Quizás si algo diferencia radicalmente a turistas e inmigrantes, entre otras cosas, es esa permanente sensación de miedo con la que estos últimos viven, sin saber cómo desprenderse de ella. Cómo vivir sin miedo, es la pregunta que nos hace Marlon, el protagonista masculino de este viaje al paraiso. Si pueden ver la película, es una recomnedación que  desde aquí queda hecha.

Turistas e inmigrantes. El modo cómo trata un país a unos y a otros dice mucho más del lugar que sus monumentos y su historia, nos recuerda Roberto Saviano en un brillante relato que publicó días atrás EL PAIS. Recuperando las palabras del europeísta Altiero Spinelli , Saviano reivindica el valor de las conductas sociales y subraya en  contra del tópico promovido por ciertos grupos y políticos, con Berlusconi a la cabeza, como han sido precisamente los inmigrantes africanos quienes se han atrevido a levantarse contra la omnipresente mafia y sus prácticas criminales. Paradójicamente es el aislamiento de los inmigrantes quien pone a estos viajeros de pateras en manos de la misma mafia que tan sólo ellos se atrevieron a denunciar.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Movilidad, Tendencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s