PAISAJE URBANO DE ZUHEROS

OLIVO-ESCAÑAjunio03 105

Siempre he pensado que el verano es la estación de los paisajes. Quiero decir que siendo todavía, a pesar de los cambios de tendencias viajeras en las últimas décadas, es cuando viajamos mayoritariamente con intención de descubrimiento y es así como podemos disfrutar del privilegio –junto al hecho de pensar- que decía Joseph Plà nos distinguía de los animales, que no es otro que la complacencia del paisaje. Y es que el interés por el paisaje en la cultura española, tanto intelectual como popular, es más bien reciente, manifestándose en grado ligero o casi inexistente. De hecho es frecuente escuchar a urbanistas, políticos o constructores, por citar algunos de los más influyentes hacedores entre los que impactan sobre el estado de los paisajes, referirse a este bien común, como una entelequia que sólo responde al interés destartalado de poetas y pintores.

Así en la práctica hay más leyes, acuerdos y cartas internacionales, e intenciones programáticas que la preocupación y consiguiente protección por parte de los ciudadanos de sus paisajes próximos.

Igualmente, de manera creo que poco justa, cuando se expresa cierto compromiso o interés por el tema, se circunscribe el paisaje al espacio no urbano de las zonas rurales como si la impronta construida de los propios núcleos no fuera un factor determinante de la percepción misma del paisaje.

Escribo esto a raíz de haber contemplado con placer una sencilla exposición fotográfica dedicada al paisaje urbano de Zuheros, el lugar donde vivo, tal como era hasta hace cuatro o cinco décadas. Estas imágenes expuestas en la sede del Museo de Costumbres y Artes Populares Juan Fernández Cruz, rebosaban de belleza y mostraban con generosidad algunos de los elementos constitutivos del carácter de identidad del paisaje urbano de Zuheros: el agua, la piedra, las flores, los paredones, los árboles, la calle como calle y no como aparcamiento, la perfecta combinación superpuesta de manera equilibrada de las casas blancas, son algunas de las características fundacionales de una trama excepcional reconocida como Conjunto Histórico gracias a la forma en que integra éstas en el entorno circundante.  

Ofrecen estas fotografías las ideas necesarias para trabajar de manera responsable a favor de un urbanismo consecuente con esta manifestación contundente de belleza paisajística.

Sin embargo, las recurrentes ideas de urbanizaciones residenciales o aparcamientos en lugares de alto impacto reflejan la falta de sensibilidad y amenazan el ya afectado paisaje que tenemos al día de hoy. El progreso venidero, en Zuheros u otros lugares, debiera tener como presupuesto de partida la localización en aquellos espacios que permitan un crecimiento de viviendas  razonable y la creación de aparcamientos en zonas adecuadas, sin perturbar más aún el bienestar del vilipendiado paisaje.

Al mismo tiempo se precisa de ideas innovadoras, creatividad y compromiso, para recuperar algunas de las claves de la identidad urbana de Zuheros que lamentablemente se ha visto mermada a lo largo de las últimas décadas. La presencia de fuentes, paredones, árboles y plantas y la liberación de las calles a favor de las personas y en detrimento de los vehículos estacionados, son así tareas urgentes.

OLIVO-ESCAÑAjunio03 106

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Paisaje, Zuheros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s