LOS ÚLTIMOS TRASHUMANTES

Es el título de un hermoso video reportaje de Alberto Almansa, acerca del paso de un rebaño de vacas por la ciudad de Córdoba. Las palabras de los protagonistas, el sonido de los cencerros irrumpiendo en la ciudad, las sorprendidas caras de los vecinos, conforman un poema de primavera.

En estos días que se celebra mucho y no sé si se hace tanto, vistos los resultados de los últimos años, acerca de la defensa d e la biodiversidad, vale la pena concretar el esfuerzo en cosas tan simples como el fomento de esta práctica centenaria. Lástima que las autoridades anden enfrascadas en ese doble juego de “deslindar” sobre programas y “acotar” a base de permisos sobre el campo. Es difícil estar tan perdidos o faltos de compromiso, décadas después de haber  iniciado la política de espacios naturales.

También los amigos de Slow Food apoyan a los trashumantes valencianos. Dejemos junto a esta reivindicación del pastoreo y de la movilidad de los rebaños, un glosario que escribimos hace unos años en un libro sobre cultura popular de la Subbética Cordobesa, VOCES DEL SILENCIO

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Patrimonio Cultural, Relatos de viaje, Slow Food, Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s