Archivo mensual: enero 2011

18 comidas

Yo tenía previsto escribir acerca de las tendencias gastronómicas, cosas como las cenas clandestinas y cosas así. Como el movimiento italiano de los home food. En ese momento, mi amigo Francisco me habló de la banalidad con la que tantas veces se ofrecen los productos alimentarios, la propia alimentación como sustrato y trato. Entre las apariencias, una más de marketing y el interés sincero por qué y quién hay detrás, hay un trecho. También me recomendó Francisco esta película. Acaso tú la has visto, verdad?

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

ENTRE LOBOS

Tan lejos, tan cerca. Ajenos a lo próximo estábamos los cordobeses, ausentes de la existencia de nuestro niño criado entre lobos hasta que Gerardo Olivares desempolvase la historia y vistiese a Manuel Camacho de Marcos Rodríguez, dando vida a lo acontecido hace más de cincuenta años en Sierra Morena.

Afortunadamente vimos la película en un cine de los de antes, vieja ambientación en una sala enorme, pantalla grande –esos cines de pantallita enana no sé cómo se atreven a llevar el nombre-, sonido envolvente y cosas de la crisis o de las compras navideñas, seis o siete personas como aforo total de la sesión.

Disfrutamos de lo lindo, incluso por aquellos que no estaban. Un buen puñado de emociones. La imagen, el sonido, los silencios, la naturaleza arrebatadora, el paisaje, el retrato efectivo de un tiempo y una gente trazado con apenas unas pinceladas y unas breves conversaciones que tejen con suficiencia la historia. El niño cordobés está bravísimo, sobra decir que esperamos que abrace la cabeza de Goya como acaricia y besa el hurón en las noches pasadas en la cueva alrededor del fuego.

Película naturalista, social, rural, educativa. Se puede ir acompañado de gente de cualquier edad a verla y resulta fácil a la salida convencer al taxista poco amigo del cine español de que vale la pena otorgue una oportunidad a esta película periférica que nos trae tantos temas centrales a nuestra vida.

La aparición final de Marcos nos eleva y anima a dar nuestro propio aullido, como hace Juanjo Ballesta con quien saltamos al vacío o el bellísimo Manuel cuya naturalidad nos enamora.

Bravo Sancho Gracia que nos lleva a ese tiempo terrible de Los Santos Inocentes, así como inspiramos el aroma de otro cine español reconocido en nuestra memoria. Tasio, Luna de Lobos, algunas otras películas se vienen al recuerdo mientras disfrutas de los pasos perdidos en la fría noche de Madrid. Noche de lobos…

Marcos, el hijo de los lobos (TVE)

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

PRIMERA VISITA, ÚLTIMA VISITA

Según venía de la inauguración del Parque Arqueológico de Torreparedones, localizado a unos 20 kms. de Baena, cuyas visitas al público se inician la próxima semana, en el marco de un proyecto de mayor calado, BaenaCultura, leo el artículo de Jacinto Antón en EL PAIS, comentando la anunciada clausura al público de la Tumba de Tutankamón, ante los daños que las visitas turísticas ocasionan en el monumento.

Salvando las distancias, cada vez que un hallazgo arqueológico se exhibe por primera vez al público, la “atracción fatal” de la que hablaba Howard Carter, sale a escena, impresionados los elegidos observadores por ser los primeros entre los de su género que iban a gozar del privilegio de ver. Sin duda, la industria turística como ahora la de la cultura patrimonial así reconvertida, tratan una y otra vez de especular con ese sentimiento, por más que los neo-hallazgos nazcan casi siempre muy mermados respecto a su estado original, cuando no directamente sustituidos por la correspondiente réplica. Es lo que viene ocurriendo en Altamira y en tantos otros enclaves patrimoniales más o menos afamados. Para los especialistas en el arte de la réplica como Factum Arte no sólo no hay diferencia entre original y copia sino que la cultura del original fue una tendencia ya sepultada con el paso de hoja del siglo. Más allá de la posibilidad de discernir entre una y otra, ¿son iguales las emociones?, ¿se vive la misma experiencia? Podemos afirmar que el número de turistas no desciende generalmente, incluso sigue incrementándose tras la instalación de la consiguiente réplica, pero más complejo es responder positivamente acerca de la similitud de la experiencia.

Algo parecido ocurre con la restauración y puesta en valor del patrimonio, sujeto a las oportunas interpretaciones y modos de hacer, no siempre avaladas por las investigaciones científicas necesarias. El paseo por el Parque Arqueológico de Torreparedones puede ser una excelente ocasión para iniciarse en esta reflexión. Los espacios excavados y valorizados para la visita (puerta y santuario ibero romano, foro y mercado romano entre otros), el itinerario creado y las piezas que serán expuestas en el Museo Histórico de Baena que reabrirá en pocos días, conforman una apuesta sencilla pero interesante, en un enclave paisajístico extraordinario que domina la campiña cordobesa y multitud de serranías perdidas en un lejano horizonte que va de Sierra Nevada a Sierra Morena pasando por la más próxima Subbética, donde podemos  auscultar el pasado y reflexionar sobre el futuro del patrimonio.

Una más de las múltiples paradojas que adornan la sociedad del siglo XXI es la multiplicación de espacios culturales catalogados y protegidos, así como del número de aquellos que dejan de ser visitables. Algo que en su día denunciaba la artista francesa Marine Hugonier en The Last Tour, una video creación sobre la invisibilidad de un patrimonio cada vez más protegido e inaccesible. Algunas agencias de viaje ya se especializan en estos enclaves “a punto de cierre” y bien podrían coger como reclamo el texto de la propia Hugonier, cuando invita al viajero “a sentirse orgulloso de ser el último allí donde una vez fue conducido con la creencia de ser el primero”

En fin no es afortunadamente  el caso de Torreparedones donde ustedes podrán ser los primeros, o casi… 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

EL PARAISO EN CÓRDOBA (1)

Hasta finales de enero está abierta en la Diputación de Córdoba la exposición PARADEISOS CULTURAS DEL ACEITE Y ARTE CONTEMPORÁNEO. Tuve ocasión de visitarla un par de veces las pasadas Navidades y os recomiendo algunas obras expuestas, que podéis al menos intuir por medio del catálogo online.

Lo menos atractivo suele ser el espacio expositivo, un tanto disperso y desabrido para acoger con la suficiente armonía la veintena de obras que componen la exposición. En la planta baja del patio barroco, un cajón forrado de madera de olivo contiene dos minúsculas salas donde visionar los videos de La Ribot y María Cañas, dos de las presencias que más me han atraído.

El video de María Cañas es un homenaje poético al sentido del fluir, acompañando en sus imágenes y breves textos intercalados el viaje originario de Oriente a Occidente del olivo, flujo de color que impregna la pantalla a lo largo de veinte minutos que resultan generosos de emociones, bien llevados por una música paradisíaca que no suena exótica por más que sus reminiscencias sean bien lejanas al paisaje del olivo. Sentí la pieza de María Cañas absolutamente olivo sin serlo, en esa acertada y por momentos delicadísima sucesión de imágenes que propone. Alicia, mi compañera en el paseo, comentó en cierto momento la remembranza del video con el trabajo de Val del Omar. Los guiños son evidentes si tomamos algunas ideas del artista granadino de la cámara, desbordado en la revisión que presenta de su obra el Museo Reina Sofía de Madrid. Dice Val del Omar: “Soy un suceso. No tengo otra silueta que el cambio”. “Una historia de amor no nacida”, le responde María Cañas. Dice Val del Omar, “No llevo maletas. Llevo conciencia y amor”. “Abraza tu pena y conviértela en tu paraíso”, proclama María. “Yo soy un río cuya alegría es derramarse”, dice Val del Omar”. “El placer de fluir”, es el eco de María. En suma una delicia para dejarse ir porque como señala la sevillana, aceite en llamas no deja ceniza y tras la inmersión en las aguas turbias de aceite derramado, la debilidad se hace fortaleza y el amor se conserva en un medio difícil de profanar, el aceite.

Más antiguo en el tiempo (2001) pero no menos fresca  es la propuesta vitamínica de La Ribot, un acción simple en los materiales elegidos, pero de erótica virtuosidad. Cámara en mano, mostrando siempre un primer plano, la escena coloca el ojo del espectador en medio de una ceremonia artística inspirada en hacer comestible el cuerpo de la artista, ordenadamente convertido en una especie de plato nacional catalán, primero ajo, luego tomate, finalmente de aceite untado. Sublime, el chorro de aceite que riega el cuerpo, envuelto en una luz blanca, virginal, como el mismo zumo, primitiva como la ofrenda del cuerpo y los alimentos. Antecedente de la coreografía de Jan Fabre, Quando L’uomo Principale è una Donna (2004), exaltación de la fecundidad de la naturaleza, nexo con la pieza icónica de esta exposición nacida de la curiosidad antropológica de Beuys.

En la obra de Beuys, el aceite transciende la naturaleza humana, pringado en mostrar la energía cósmica gracias al calor de una escultura social así levantada, o al menos como tal podría serlo. Alrededor de 1971, el artista alemán disfrutó de una estancia entre olivos en el norte de Italia, que alumbró reflexiones y piezas como estas botellas que contienen un aceite asombrosamente verde y dorado a pesar del paso del tiempo, incorrupto en su bienintencionada difesa della natura. Poco reconfortante es ver cómo ni la carga civilizadora del olivo ni la acción militante de gente como Beuys, subrayando el sentido de unidad entre el hombre y la naturaleza, han propiciado prácticas más sensibles de los seres humanos hacia su medio. Y aún así, el olivo sobrevive.

(continuará…)

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Los números de 2010

Los duendes de estadísticas de WordPress.com han analizado el desempeño de este blog en 2010 y te presentan un resumen de alto nivel de la salud de tu blog:

Healthy blog!

El Blog-Health-o-Meter™ indica: ¡Este blog está en fuego!.

Números crujientes

Imagen destacada

Alrededor de 3 millones de personas visitan el Taj Mahal cada año. Este blog fue visto cerca de 27,000 veces en 2010. Si el blog fuera el Taj Mahal, se necesitarían alrededor de 3 días para visitarlo.

En 2010, publicaste 23 entradas nueva, haciendo crecer el arquivo para 311 entradas. Subiste 42 imágenes, ocupando un total de 2mb. Eso son alrededor de 4 imágenes por mes.

Tu día más ocupado del año fue el 6 de mayo con 233 visitas. La entrada más popular de ese día fue La grieta.

¿De dónde vienen?

Los sitios de referencia más populares en 2010 fueran es.wordpress.com, search.conduit.com, blogdeviajes.com.ar, salvemmontserrat.org y mail.live.com.

Algunos visitantes buscan tu blog, sobre todo por doris salcedo, marruecos, arquitectura hotelera, duane hanson y the best job in the world.

Lugares de interés en 2010

Estas son las entradas y páginas con más visitas en 2010.

1

La grieta octubre, 2007

2

MAPAMUNDI DE LA FELICIDAD enero, 2009
4 comentários

3

MOVILIDAD HUMANA EN AFRICA julio, 2008

4

MARRUECOS, CARTA POSTAL febrero, 2008

5

THE BEST JOB IN THE WORLD enero, 2009
2 comentários

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized