NUESTRO CAMINO A SANTIAGO. De San Sebastián a Saint Jean Pied de Port

 

San Sebastián es un buen preámbulo al Camino, más aún en una noche de verano y excepcional si además se está celebrando el famoso festival de jazz de la ciudad. La única pega son los altos precios que sin excepción ofrecen los alojamientos de la ciudad, que por otra parte tienen una altísima ocupación. En nuestro caso, dada la buena ubicación y lo coqueta que resulta la casa, nos instalamos en la Pensión Aida (88 Euros la habitación doble), buen reflejo de una serie de renovadas pensiones con encanto localizadas en la ciudad. Junto a su hermana, Paul el surfero gestionan el sitio con práctica y cercana amabilidad. La noche del 21 de julio tenía buen cartel en los distintos escenarios gratuitos dentro de la programación de Jazzaldia, que disfrutamos agradecidos, menos que una cena más bien corriente y costosa si atendemos en la relación precio / calidad, en una de las terrazas situadas entre el Náutico y el Acuario. Lo mejor el atardecer y las vistas, por lo demás mejor tomar unos pinchos.

Una de trenecitos, en la mañana. Primero en el topo abandonamos San Sebastián con dirección a Hendaya. Más que resacosos jovencitos llenan el tren hasta bajar en Irún, dormitando  y exhalando perfumes alrededor. Te poto en el topo advertía una de las más borrachas pasajeras. Por suerte nos libramos de tamaña amenaza, viéndola feliz cómo se dirigía hacia su casa, lista a dar con la pizza y la cerveza almacenadas. Por fin en Hendaya un rápido trasbordo, suficiente para comprobar cómo el óxido de la estación permanece incorrupto tras como lo recordaba de una breve visita a esta gare hace tal vez treinta años. Provistos de billete de tren hasta Bayona (9 Euros), subimos al TGV que se dirige a Paris, acompañados esta vez de una amplia representación de la tercera edad y elegantes jovencitas trasnochadoras también, pero que apenas se han despeinado ni arrugado sus trajes veraniegos tras la noche de juerga pasada. Saint Jean de Luz, Biarritz, referencias de turismo estival de gente bien, exhiben impúdicas la belleza oceánica mezclada con el verde pirenaico y el rojo de las casas. Irreprochable imagen de postal. Ojeo la revista de la compañía ferroviaria francesa y me quedo con una pregunta que lanza la DOCUMENTA de Kassel y comparto aquí, al inicio del viaje: ¿puede comprenderse el mundo que nos rodea más allá de la experiencia inmediata y sensorial? Por fin en Bayona, mañana dominical, desayuno en la soleada terraza delCafé de la Gare donde merodean los primeros peregrinos, bien ataviados con símbolos del peregrinaje pero carentes de mochila, lo que hace aventurar sean usuarios de los cada vez más exitosos transportes express que cada día mueven con mayor éxito la carga de los peregrinos. Por fin, a las 11.18 horas tomamos un moderno tren con destino a Saint Jean Pied de Port donde llegaremos en poco más de una hora (9,20 Euros), a través de una colección de panorámicas bellísimas que pasan sin cesar a uno y otro lado de la vía.

Sepan los interesados que la llegada a Saint Jean Pied de Port puede hacerse también en bus desde Pamplona con Autocares Conda.

         

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s