Archivo de la categoría: Cambio climático

Kennedy y la revolución energética

Acaban de cumplirse 45 años del asesinato en 1963 de John Kennedy cuando perplejo contemplo este video de un discurso suyo. La pregunta la concretan genial la gente de Greenpeace, ¿qué está pasando en la humanidad para tener que buscar líderes hace tantos años? Años después de este discurso se acercaba la crisis del 73. Ahora entre crisis de abastecimiento energético y financieras, no hay ni siquiera líderes. Obama, ¿ustedes creen?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio climático, Impctos medio ambientales, La hora del planeta

VELOCITÀ SILENZIOSA

El maestro Paolo Conte declara su amor a la bici, en esta canción “Velocità Silenziosa” incluida en su último álbum, Psiche:

una bici non si ama,

si lubrifica, si modifica

una bici si declama

come una poesia per volare via

Frases que muy bien pudieran ser el eslogan de cualquiera de las iniciativas puestas en marcha a lo largo de la última década, dirigidas a fomentar el uso urbano de la bicicleta. Desde la experiencia pionera de City Bike en Copenhague, original también por la gratuidad del sistema, son numerosas las ciudades que se han ido sumando a la propuesta. Velib en París, Velov  en Lyon, Citybike en Viena, Cyclocity  en Bruselas, Smart Bike  en Washington DC o próximamente Bixi en Montreal . En España, hay varias propuestas pero es la de Barcelona, con su Bicing , la que más éxito está cosechando.

A subrayar:

– el uso mayoritario realizado por ciudadanos para sus asuntos cotidianos, por encima del ocio como pudiera creerse  

– el uso turístico, menos significativo pero con potencial de crecimiento

– los sistemas corregidos y redefinidos sobre la marcha: precios, modos de acceso, zonificación, sensibilización para evitar hurtos -3000 robadas en París- y daños, penalización de tiempo o precio en zonas de mayor densidad de uso, etc.

– los trazados compartidos con buses y taxis: poco espacio !!!

– la sorprendente baja tasa de accidentes a pesar de lo anterior

– la satisfacción del comercio

– el incremento de la flota allí donde se ha implantado y un éxito absoluto:

Así por ejemplo en París, en apenas un año, una media de 91 500 alquileres/día, 215 000 abonados anuales, 50 859 re-abonados, cerca de 33 millones de alquileres desde la puesta en marcha de Vélib’. En Barcelona, 50.000 trayectos por día en una ciudad con otros 50.000 usuarios con bici propia, 165.000 abonados…

Con todo ello se viene a constatar la validez de un sistema que favorece una movilidad alternativa, saludable, no contaminante y que llena de vida las ciudades

A destacar:

– La apuesta del Gobierno australiano para favorecer el uso público de la bici

– La PLATAFORMA CARRIL BICI DE CÓRDOBA 

CYCLOCITY

2 comentarios

Archivado bajo Cambio climático, Movilidad, Tendencias, Turismo Urbano, Turismo y cambio climático

¿CRISIS, QUÉ CRISIS? CRISIS TURÍSTICA Y CONOCIMIENTO

Los políticos profesionales y los periodistas son dos colectivos que se pasan el día hablando de crisis. Para no defraudar las expectativas, Francesco Frangiali, Secretario General de la OMT, habló de ello en su intervención inaugural de la Conferencia “El conocimiento como valor diferencial de los destinos turísticos”, que tiene lugar estos días en Málaga, co-organizada con la Junta de Andalucía. Para tranquilidad de los pesimistas vino a decir que no habrá un “tsunami turístico”, que el turismo resiste (alrededor de 900 millones de turistas internacionales el año pasado, con un crecimiento del 6,6% y en 2008 de un 3,8% hasta Agosto), que los países emergentes soportan mejor la crisis y son quienes con mayor fuerza están incorporando turistas a las estadísticas, y que las familias intentarán mantener las vacaciones por más que haya recortes en el tiempo o en el gasto. Digamos que la versión oficial del establishment se parece a la relativización del impacto y enfatizar la capacidad de resistencia. Es lo que alguien llamaría “la visión 2020”. Más allá de la verdad ilustrada, este argumentario aporta poco conocimiento a una situación de crisis, así que les añadiré algunos comentarios que encontré más creativos e innovadores, como entiendo corresponde a una situación como la actual. Nada mejor que una anécdota para describir la velocidad de los acontecimientos. La contaba esta misma tarde en la conferencia, el danés Peter Billing, responsable de las estadísticas regionales turísticas en Dinamarca. El buen hombre se había despertado a las cuatro de la madrugada con un mensaje de móvil aterrador: Sterling Airline estaba en bancarrota. No es que fuera un importante accionista de la compañía, sino de uno de los miles de clientes que se quedaban automáticamente sin vuelo de regreso a su casa. Repuesto del susto, dio una justificación más a quienes se empeñan en seguir hablando de crisis. Pero íbamos a las ideas. He aquí algunas:

En otra parte está Nueva Zelanda, pensé según escuchaba la presentación de Bruce Bassett, del Ministerio de Turismo. Su segmentación de los mercados, su interés en dar cabida a la participación de los turistas, la investigación técnica ofrecida a los profesionales y usuarios, así como la metodología y presentación misma, les colocan en otro punto del dial turístico.

Varias intervenciones de Robert Lanquar aspiraron a dirigir la atención sobre una visión crítica capaz de superar pasados enfoques neoliberales de crecimiento. Su interés por abordar nuevas vías medioambientales o sociales queda de manifiesto en este artículo sobre “Turismo, Migraciones y Codesarrollo”.

Varios asistentes entre el público apostaron por nuevas vías integradoras de los nuevos retos (cambio climático, crisis económica, etc.),  sobre los viejos escenarios. En ese sentido con una demanda tan cambiante, segmentada y dinámica, resulta ciertamente pertinente preguntarse si resulta interesante la actual estadística turística (tanto de flujos como de impactos económicos), como si responde a las necesidades, como en el fondo, qué queremos saber. Expertos de la experiencia de Calvin Jones, acabaron por mostrar también su propio escepticismo crítico, sobre los sistemas de contabilidad ensayados y su utilidad futura.  

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio climático, GEOGRAFÍA, Impactos turismo, Tendencias, Turismo conceptos, Turismo y cambio climático, Turismo y desarrollo

LA CARA OSCURA DEL TURISMO

Carlos Buj, viajero y bloguero, ha estrenado y puesto en la red un documental llamado La cara oscura del turismo, donde denuncia el modelo  urbanístico-especulativo que desgraciadamente ha caracterizado al turismo de masas español. En la costa o en la montaña, parecida situación. Sea Héctor Quijada para comentar la barrabasada sobre el litoral protegido murciano que representa Marina de Cope, o Paco Iturbe presentando los golpes bajos contra la montaña aragonesa, la situación es la misma. Cobertura institucional a proyectos especulativos privados que ni siquiera como señala Pedro Arrojo, son justificables desde el punto de vista desarrollista, menos lo son en este momento con el conocimiento que disponemos, la política ambiental que debiera cumplirse y la problemática derivada de los efectos del cambio climático que de manera asombrosa estos proyectos ignoran, cuando incluso hay sentencias judiciales que los tienen en cuenta, véase la sentencia contra la proyectada estación de esquí de San Glorio. Buen trabajo para un novato en la realización de documentales. Se echa en falta, no obstante la presencia de la parte denunciada –cuenta Carlos que por decisión propia de la misma-, y en todo caso la voz de los turistas actuales o potenciales, pues cuando se bendicen estos proyectos en nombre del turismo sería bueno que los propios turistas pusieran cara y defensa a estas iniciativas. O por el contrario tomasen la voz para contribuir a su paralización. Todo menos la persecución cómplice de los que denuncian y el silencio hipócrita de los que esperan obtener algún rédito. Un documental en la misma línea es el realizado por Daniel Orte, titulado “Territorio de abejas, paisaje de hombres”.

1 comentario

Archivado bajo Cambio climático, Impactos turismo, Impctos medio ambientales, Patrimonio Natural, Turismo y desarrollo

DEFINICIÓN DE TURISMO (V). EL RACIONAMIENTO COMO ALTERNATIVA A LAS CRISIS DEL TURISMO

La protesta social construye alternativas…

Tras haber introducido el punto de vista del decrecimiento como alternativa asociada al futuro del turismo, habría que completar la solución que plantean los defensores de los llamados créditos de carbono, como estrategia a usar por quienes defienden un recorte justo de las actividades contaminantes causadas por los desplazamientos. Una reciente encuesta del británico Institute for Public Policy Research ha mostrado como la población se ha mostrado partidaria frente a otras soluciones propuestas de establecer un comercio personal de carbono. Algo que parece lógico y justo si se tiene en cuenta que en el Reino Unido hay un 20% de la población que no tiene coche y un 50% que no vuela, y que aquellos que obligatoriamente hacen recortes más drásticos en su dieta energética son los más pobres y envejecidos de la población. En definitiva se trata de apostar por un fideicomiso del cielo, como propone el profesor Peter Barnes, favorable a una nueva economía del siglo XXI basada en el racionamiento de CO2. Algo nada extraño a la historia contemporánea como muestra la profesora Mark Roodhouse, cuyos argumentos fueron en su momento considerados por el gobierno de Brown, que más tarde se desprendió de los mismos,  temeroso o presionado, quien sabe.  Una imagen vale más que mil palabras. Este es el intenso flujo de contaminación dibujado por los vuelos en EEUU, un día cualquiera…

DEFINICIÓN DE TURISMO (I)

DEFINICIÓN DE TURISMO (II)

DEFINICIÓN DE TURISMO (III)

DEFINICIÓN DE TURISMO (IV)

 

3 comentarios

Archivado bajo Cambio climático, Turismo sostenible, Turismo y cambio climático

CAR FREE DAY

Las ventas de coches se hunden un 41% en Agosto”, titulaba la página 17 a toda letra. Más pequeñito, el titular de la página 16 del mismo diario, subtitulaba una noticia acerca de la disminución del número de muertos en carretera, “hace 44 años circulaban 15 veces menos vehículos que ahora”.

 

1964

2008

Parque de vehículos

2.000.000

30.000.000

Censo de conductores

4.000.000

25.000.000

Vehículos x 1000 habitantes

62

700

 Y es que como dice Monbiot, ¡viva la recesión!, si ésta sirve para poner cordura en el desaguisado planetario del consumo energético y los transportes. A pesar de que la Sra. Palin aún ignore el cambio climático, en todas partes se coincide en que incluso más allá del diagnóstico y sus causas, es preciso cambiar tanto el sistema de consumo energético como de los sistemas de transportes. Nada mejor pues que celebrar el próximo día 22 de septiembre el CAR FREE DAY. Desde la convocatoria internacional del CAR FREE DAY a las propuestas más concretas como Ciclopolis, en Ecuador, un día a favor del cambio.

Deja un comentario

Archivado bajo Cambio climático, La hora del planeta, Lentitud, Viajes

EL ALTO COSTO DEL PRECIO BAJO

 

Tomo prestado el título del documental de Robert Greenwald, donde denuncia la política de la multinacional Wal-Mart para introducir algunas notas pendientes de ser mejor hiladas, en torno a las aerolíneas low cost. Como entradilla se recomienda una lectura al reportaje que sobre el tema incluye el número 174 de la revista Hosteltur, donde se incluye un repaso al nacimiento, evolución y perspectivas de futuro para este exitoso modelo que ha revolucionado la navegación aérea.

Expresión preclara de la sociedad de bajo coste, los vuelos low cost han animado todo tipo de productos y servicios presentados con tan comercial etiquetado, hasta considerarles como el verdadero motor del nacimiento del turista low cost.

Sin embargo su modelo de gestión está en entredicho, siendo tachado por su insostenibilidad social, ambiental y económica.

Los grandes tópicos que han definido desde su irrupción a este tipo de aerolíneas, son abiertamente cuestionados. Sin que puedan ser consideradas en exclusiva como responsables de la negativa evolución ambiental del transporte aéreo, si que lo son en gran medida, más aún si se estima la más reciente tendencia y lo que es peor, la evolución prevista.

Dos aspectos son profusamente subrayados por las CBC como los grandes beneficios de su oferta comercial: la posibilidad de viajar a precios más económicos y por tanto abrir la capacidad de elección de los viajeros, así como el impulso socioeconómico que habrían insuflado a los destinos a los que dirigen sus rutas. Sin duda el factor precio es un elemento importante de su éxito y claramente visible en el billete. Sin embargo, sin considerar los costes “extra” que generosamente hinchan el precio anunciado, el pasajero no acostumbra a calcular el precio real del billete donde debería de incluir costes tales como las subvenciones que las administraciones públicas están dando a estas empresas, los beneficios fiscales y tributarios, los gastos de publicidad y promoción de campañas públicas, y como no, el coste gratuito de emisiones ambientales a la atmósfera, amén de otros gastos personales incluidos entre los que pueden citarse los gastos de desplazamiento –muchas veces a horas temerarias- a aeropuertos de segunda clase, alejados o mal comunicados en transporte público. El impacto positivo en el desarrollo socioeconómico de los destinos debe ser convenientemente matizado. Algunos datos invitan a ello, a pesar de la encendida pasión con la que políticos locales y regionales saludan la llegada de estas aerolíneas. Así lo indican aquellos destinos que quieren no verse asociados con una imagen negativa en la percepción de la calidad de los mismos. Decisiones como la tomada en su día por la autoridad gestora del aeropuerto de Bilbao o el estudio de las conclusiones de otros análisis –véase la tipología de turismo que describe para este tipo de turistas la Diputación de Málaga-, invitan a analizar con mayor profundidad ese beneficio. Por el contrario están creándose rutas, destinos e incluso aeropuertos low cost dependientes, con los riesgos que ello acarrea.

Del mismo modo que la gran revolución para el turismo de masas vino marcada por la introducción del motor a reacción y el posterior desarrollo de aeronaves –se pasaron en el Atlántico Norte de 2.836.000 pasajeros en 1963 a 5.258.000 en 1968-, la revolución industrial post-fordista, uniendo cambios sociales y políticos como la desregulación del transporte, ha dado lugar a una nueva revolución turística donde los aerolíneas low cost son un exponente claro.  La incidencia de esta nueva revolución, vivida primero en EEUU y luego en EU, se ha visto en un triple ámbito:

– Nuevos estratos sociales que se incorporan a la navegación aérea. Se trata de un aspecto muy discutible, planteado como nueva democratización –una más entre las inagotables democratizaciones que la sociedad de consumo regala gratuitamente, máxime si el beneficiario privado, compañía y pasajero, no pagan los gastos derivados de su apropiación / contaminación de un bien común, la atmósfera-, cuestionada según los datos de diferentes informes habidos en el Reino Unido que confirmarían que lo que ha ocurrido es que las clases medias/altas y altas viajan muchas más veces en avión. Algunas estimaciones reducen a un porcentaje menor de viajeros la gran responsabilidad ambiental derivada del consumo ilimitado del transporte aéreo. Así lo confirman los datos del último informe anual de CBC llevado a cabo por el Instituto de Estudios Turísticos: un 41,2% de los que viajan en CBC son gente entre 25 y 44 años, nueve de cada diez tienen renta media o media/alta, un 64,1% usó Internet, seis de cada diez efectuaron pago electrónico, un 37,5% tienen estudios superiores. Es evidente no obstante que hay un porcentaje importante de personas que se han incorporado al transporte aéreo – un estudio entre los viajeros de Ryanair los cifra en torno a un 42%-, si bien un nuevo factor negativo para los destinos turísticos es que el gasto medio de estos turistas es un 14,8% menor al del resto de turistas.

– Los derechos del viajero han sufrido un nuevo y significativo recorte con la generalización de estas compañías. Es curioso observar como se trata en ocasiones de un viajero resignado o viajero low cost, que con mayor o menor agrado acaba aceptando todo tipo de restricciones y mermas, incluida la recomendación ya aplicada por alguna compañía aérea – China Southern – que persigue reducir el uso de los WC durante el trayecto para llevar a cabo un nuevo ahorro de costes. Y es que ya no queda mucho por donde recortar…

– El trozo de pastel absorbido por las CBC ronda en torno al 35% del tráfico intraeuropeo, con 139,8 millones de pasajeros transportados en el último año, al operar une media de 3.609 vuelos diarios.

A pesar de la propaganda verde lanzada desde cada una de las aerolíneas, la asociación que  agrupa a las más importantes, ELFAA, o el más amplio Observatorio de la Sostenibilidad en Aviación, la incentivación hacia los nuevos viajeros, el incremento extraordinario del número de rutas y vuelos servidos, la alta proporción de vuelos de corta distancia –porcentualmente más contaminantes-, son elementos que deben ser muy tenidos en cuenta a la hora de responsabilizarles, junto al resto de la industria aeronáutica de su dramática carga negativa para la lucha contra los efectos del cambio climático, política donde boicotean hasta los gratuitos derechos de emisión con los que les viene premiando la Unión Europea.

Más le valdría al sector turístico –difícil tarea dada su estrecha relación- de no vincular su futuro con el de la industria aeronáutica, ni en general con el sector transportes, una estrategia que puede causarle tanto daño como el maridaje consumado con la industria de la construcción.  

 

LECTURA RECOMENDADA: “Turismo de masas y transporte: el gran reto del turismo del siglo XXI”, de José Ángel Hernández Luis.

9 comentarios

Archivado bajo Cambio climático, Impactos turismo, Impctos medio ambientales, Turismo sostenible, Turismo y cambio climático