Archivo de la categoría: Collbató

SALVEM MONTSERRAT

fotos-bcn-marzo-08-212.jpg    fotos-bcn-marzo-08-184.jpg

Si estás reivindicativ@, he aquí una buena causa, la de la gente de Collbató por evitar que se urbanicen las mejores tierras abajo del pueblo donde quieren construirles un buen puñado de naves industriales. Collbató es un milagro, te lo dice quien tuvo la suerte de vivir allí dos años de reposo al pie de la montaña. Porque Collbató es sobre todo  montaña, bueno Montaña con mayúsculas porque está a la falda de Montserrat, la montaña mágica de Cataluña. O mejor dicho, Collbató es la montaña misma porque es piedra en estado puro. Casi treinta años después de nuestra estancia, a Collbató le han salido los lunares típicos de las urbanizaciones que siempre le acecharon, rodeando  ahora con la mano de cemento al reducido callejeo interior de este humilde pero bellísimo pueblo. Andan ahora con esta gresca y un grupo de bravos amigos del pueblo ha organizado la marimorena –lógico con la proximidad de la más famosa de las morenas- y al grito de SALVEM MONTSERRAT llevan meses dando la batalla. Ya son casi 75.000 firmas en contra de esta zona industrial y te invito a darles tu firma. Pero sobre todo, para que no sea un cheque en blanco, te propongo que si vas por Barcelona te acerques y contemples el panorama. Varios detalles a considerar para una jornada soberbia. Dirígete hasta Monistrol de Montserrat y sube en el tren cremallera hasta el Monasterio. Una segunda remontada férrea puedes disfrutar montando luego en el funicular de Sant Joan, o si te encuentras andarín haciendo alguna de las posibles caminatas que hay alrededor del Monasterio (casi todas ellas entre 1 y 2 horas de tiempo). Después el paseo a Collbató, tal vez un café o unos pasteles en la plaza del pueblo, un rato de charla con algún amigo y a comer. Para ello reserva previamente en Vinya Nova, vieja masía que agrupa los términos de Collbató y El Bruc, donde podrás comer aquello que siempre se sirvió en esa casa: buena ensalada, embutidos, aceitunas, pan con aceite de oliva, carne y legumbres, fruta del tiempo, vino. Grandes mesas, fiesta y escaso protocolo. Echa la siesta a la memoria de Quim, el último payés que nos contaba las heladas del 56, tumbado a la sombra de alguno de esos olivos. Despertarás tu alma de poeta. Pero ahora, anda y firma, ¿vale?

fotos-bcn-marzo-08-149.jpg

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Collbató, Cremallera de Montserrat, Salvem Montserrat, Vinya Nova