Archivo de la categoría: Navegantes del Palomar

ARTE NÓMADA

Desde hace meses viaja nómada una estructura de fibra de vidrio creada por la arquitecta iraní Zaha Hadid, a manera de contenedor de arte glamurosamente patrocinado por Channel. Para que no hubiera dudas de lo que se pretendía con esta intervención móvil, el diseñador Karl Lagerfeld, lo dejó bien claro en la presentación inaugural del pabellón andante: “Hoy día, el arte es un gran negocio”.

Otra caja nómada, ésta nada comercial en sus objetivos, es la que abren Los Navegantes del Palomar en su nueva exposición “Los cuentos sencillos de PAPELMIRO Y LAPIZPONGO”, con la obra colectiva de  la escuela infantil “Puerta de Madrid” y los colegios “Manuel Azaña” y “Juan de Austria”. Desde el 18 al 30 de Junio en LA CASA, C/ Diego López Zúñiga, 28 (local) // 28802-Alcalá de Henares. Tf. Fax: 918826157 // 619 111 862 //606 823 106

INFO: fapypec@gmail.com  http://fapypec.blogspot.com navegantes-del-palomar

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Navegantes del Palomar

EL LUGAR CRUDO

lugar-crudo-1.jpg

El lugar crudo, fanegas de aridez y connivencia. Este es el tema central de la instalación que los Navegantes del Palomar exponen en Córdoba –Sala Capitulares- desde el 21 de febrero hasta el 15 de marzo. Un tema con múltiples trayectorias, bajo un hilo argumental común, la denuncia de la prostituida comercialización del cuerpo de la mujer. Una protesta legalmente argumentada –código penal en mano-, a través de escritos, quejas, denuncias, y todo tipo de soportes que crean en sí mismos una vergonzosa narración de la ignominia consentida, amparada, hipócritamente socializada. Como si de una road movie se tratara, arranca la exposición en un paraje de abiertos horizontes –Villanueva de las Carretas, pequeña localidad burgalesa-, donde un gran rótulo con el luminoso nombre de Club, atrae a las moscas de la carne. Estas, marcan cual canes una serie de hitos en el paisaje, prostáticamente fertilizan la tierra, depositando el orín en plásticos embalajes. Seminalmente sembrados los campos, un rugir de motores jalea la cópula realizada sobre, contra, bajo, ante y desde los accesorios comprados al club, en forma de cuerpo humano.

lugar-crudo-2.jpg

Al relato enhebrado acompañan textos de Melville o Beckett, inspiraciones de Beuys, y un montón de bloc con hojas impolutas –hecho milagroso en este ambiente de lupanar – para que el visitante de la exposición apenas quede ajeno a este silencio extraño, cuando la carne embriaga el aire con su aroma putrefacto de club servil y cuerpos esclavos. En medio, un arco de creatividad, flexible, para ser tomado y lanzar una flecha a favor de la justicia, un grito a favor de la dignidad e igualdad para el disfrute de los mismos derechos por todos los seres humanos.Una instalación en suma, para desentumecer los músculos, tocando de cerca la arena que contamina los paisajes de la mujer. Si se siente sucio podrá lavar sus manos. Si se siente solidario vaya a la exposición y tome parte activa en esta liberadora causa.    

lugar-crudo-3.jpg

Deja un comentario

Archivado bajo Navegantes del Palomar