Archivo de la etiqueta: Turismo y cine

VIAJES DE CINE

Bienvenido sea el libro que firman Jesús Lens y Francisco J. Ortiz titulado “Hasta donde el cine nos lleve”, por atreverse a abordar la relación entre cine y viaje, un género al que los autores dan carta de identidad aunque generalmente no sea tenido como tal. Para éstos, hay un cine de viaje como se reconoce una literatura viajera. A partir de ahí, el esquema es sencillo, tratando de responder a dos cuestiones. De una parte, por qué los personajes de las películas eligen iniciar un viaje, esto es, sus razones y motivaciones. De otra, en qué medida alcanzan sus objetivos y cómo el viaje les transforma.

El recorrido del texto, que rehúye una organización cronológica en cuanto al momento de realización de la película, se articula sin embargo en torno a una secuencia continuada a lo largo de los distintos períodos de evolución del sistema histórico tal como comúnmente reconocemos. Siendo sin duda un criterio válido, no creo que preste juego al objetivo central que entiendo podría haberse organizado mejor alrededor del propio eje vertebrador del libro, esto es, la motivación de los viajeros. Enfoque para el que tanto la sociología, la antropología o la psicología del viaje podrían haber aportado sostén narrativo.

A partir de aquí nos encontramos ante un repaso a la creatividad registrada en imágenes, a partir de los comentarios propios de la crítica cinematográfica al uso, desde las alusiones a los directores, argumentos de las películas, detalles y anécdotas del rodaje, estreno, respuesta del público…

El criterio elegido para estructurar el libro si que sirve para comparar cómo los mismos períodos e incluso acontecimientos históricos han sido filmados por distintos realizadores en diferentes situaciones temporales.

Hemos hecho mención alguna que otra vez a la relación entre cine y turismo, más desde una óptica contemporánea de cómo algunos destinos apuestan por proyectarse a si mismos como “destinos de cine”. Como si  fuera papel, el territorio lo absorbe todo y sostiene las visiones de unos y otros, como ocurre en esas películas a las que Lens y Ortiz dan repaso, localizadas con frecuencia en esos paisajes inexplorados, listos para convertirse en exóticos escenarios donde dar rienda suelta a la acción.

El listado de películas al que se pasa revista es exhaustivo, pero no ha hecho sino traer al recuerdo algunos títulos y temáticas, que salvo error por mi parte, no están recogidos.

Desde la motivación principal del viaje como criterio desde el que organizar algunos nombres de película, estos son algunos de los que me gustaría compartir:

– Migraciones, viajes de motivo socioeconómico:

            – Paraiso Travel

            – Dios te salve María

            – Frozen River

            – The Bus

            – Borat

            – El viaje a ninguna parte

– Movie Road

            – Cowboy de medianoche

            – Carreteras secundarias

            – Y tu mamá también

            – Los rompepelotas

– Viajes de descubrimiento personal

             – Bombón el perro

            – Un lugar en el mundo

            – Historias mínimas

            – El Arco

            – Kasbah

– Viajes de descubrimiento de lugares  

            – La Vallée

            – Dersu Uzala

– Viajes de búsqueda sexual

            – Hacia el sur

– Viajes de turistas

            – Si hoy es martes, esto es Bélgica

– Viajes políticos, exilios, guerras…

            – Trenes rigurosamente vigilados

            –  El Sur

            – Mediterráneo

 EL LIBRO: “Hasta donde el cine nos lleve. Viajes y escenarios de película”, de Jesús Lens y Francisco J. Ortiz. Ed. Almed. Granada, 2009. Ejemplar enviado a OLEOPOLIS por cortesía editorial

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Viajes

ENOTURISMO, CINE Y DESTINOS TURÍSTICOS (II)

agy_2_1024

En su día hablamos ya de la cada vez mayor atención que los destinos turísticos estaban dando a la imagen proyectada de éstos por medio del cine. Citábamos entonces el impacto de películas como Sideways o en otra dimensión el perfil reivindicativo de Mondovino, como podríamos señalar aquí en Andalucía el papel jugado por la industria cinematográfica para convertir a Almería en un destino de cine. Los paisajes del vino están siendo uno de los espacios más queridos para localizar películas en ambientes de claro componente rural, acrecentado su reconocimiento como lugares de viajes gastronómicos. Ocurrió en los campos de la Provenza con A Good Year, y toca ahora el turno a las coloridas panorámicas de la Umbria italiana, localización del thriller Holy Money del director ítalo belga Maxime Alexandre. La película se convierte en una magnífica ocasión para promocionar vino y territorio con la viticultura italiana de fondo. Historias que no son extrañas a la campaña organizada por La Rioja, donde bajo el título La Tierra con nombre de vino se acaba de estrenar una segunda hornada con tres capítulos protagonizados por el director Fernando Colomo y el actor Diego Martín. Herederos del estilo narrativo de Labordeta recorren, en esta ocasión sin mochila, la ruta del vino, la cultura y la naturaleza de los valles vitivinícolas de La Rioja, no faltando imágenes simpáticas del pisado de la uva así como del disfrute de algunos de los atractivos ligados al enoturismo más activo –viaje en globo- o relajante –masajes terapéuticos-. Si hay una región europea de cuyos horizontes haya dado el cine buena cuenta, es la Toscana. En un curioso libro editado por esta región, Cibo & Cinema de Toscana, sorprende la profusión de títulos rodados en esas cimas texturizadas con cultivos entremezclados, bellas casas e hileras de cipreses conduciendo hasta esas construcciones elevadas sobre las cumbres tenues. Imágenes que asociamos a películas como Camera con vista, La notte di san Lorenzo o Under the Tuscan sun.  

El mundo del enoturismo es, junto a esta pródiga proyección de fotogramas una incuestionable realidad. Una última muestra es el Hotel The Vine, miembro de Design Hotels, un establecimiento de carácter divine, como fácilmente añade su slogan de presentación, situado en Funchal (Madeira), con proyecto de Ricardo Bofill, diseño de Nini Andrade Silva y cocina bajo la dirección del chef *** Antoine Westermann. El imprescindible spa está especializado en tratamientos de vinoterapia con productos elaborados en Sudáfrica por Thera Vine.

Deja un comentario

Archivado bajo CULTURA ALIMENTARIA, Enoturismo, Paisajes gastronómicos, Patrimonio Cultural, Turismo enológico, TURISMO GASTRONÓMICO

AUSTRALIA, DESTINO DE CINE

sin-titulo-1

“Bienvenido a una de las más grandes oportunidades que se han presentado a la industria turística australiana en muchos años”, saluda el espacio dedicado a “Australia the movie”, en el portal turístico estatal australiano.

El sitio web ofrece diferentes recursos de marketing para aprovechar por parte de la industria turística el fenomenal impacto del estreno mundial en más de setenta países de la película “Australia”. Una campaña de marketing multimillonaria en medios a cargo de la todopoderosa Twentieth Century Fox, a la que se ha sumado otra campaña del organismo público responsable de la promoción turísticas de australiana, Tourism Australia, con un coste de 27 millones de euros, bajo el eslogan “See the movie. See the country”.

Junto a un anuncio televisivo que actualmente emiten televisiones de más de una veintena de países, la campaña incluye un completo kit para apoyar acciones promocionales en los próximos ocho a diez meses, con objeto de animar a los potenciales turistas internacionales a viajar hasta el país, así como a los propios australianos a visitar su propio país.

Australia es una película que mezcla drama, romance, aventura y espectáculo en un escenario fantástico, con localizaciones sabiamente elegidas y repartidas en diferentes partes del continente: Western Australia (Kununurra y The Kimberlay), The Northern Territory (Darwin); Queensland (Bowen) y New South Wales (Vancluse y Cauden).

El guión y las localizaciones tienen capacidad de comunicar mensajes acerca de la belleza y diversidad del país, así como sobre su historia europea y aborigen. El relato apoya la promoción de Australia como destino transformacional, romántico y aventurero.

El estreno mundial de la película ha sido minuciosamente organizado, priorizando los principales destinos emisores de turismo hacia el país: USA, Australia, Nueva Zelanda, Japón, UK, Corea del Sur, Francia, Italia y otros países que son objetivo igualmente de la estrategia nacional turística de marketing.

El acuerdo entre FOX y Tourism Australia incluye el uso autorizado por parte de la industria turística australiana de todos los recursos artísticos de la película en sus diferentes acciones promocionales, para lo que se ha creado un toolkit, accesible en Internet.

“Esta película tiene la capacidad de redefinir la forma en que los australianos y el resto del mundo ven a Australia como destino, y depende de todos nosotros capturar ese potencial para la industria turística”, dijo el ministro de Turismo, Martin Ferguson, durante el estreno de la película el pasado mes de noviembre.

Mucho se ha escrito sobre la capacidad de la industria cinematográfica en el proceso de creación de imagen turística de los destinos. Los propios australianos ya conocieron el impacto positivo de esta vieja fórmula de promoción con el éxito comercial de Cocodrilo Dundee, y más tarde contemplaron como sus vecinos neozelandeses explotaban comercialmente el impacto mundial de la trilogía cinematográfica de El Señor de los Anillos.

Las oficinas de promoción conocidas como Film Commission se han multiplicado por numerosas ciudades y países. En España una de las más nombradas es la localizada en Barcelona, que posteriormente ha extendido su ámbito a la comunidad catalana, tras la buena rentabilización de películas como “Todo sobre mi madre” de Pedro Almodóvar o “Vicky, Cristina, Barcelona” de Woody Allen.

La relación entre cine y destinos turísticos ha comenzado a ser analizada desde el enfoque de estrategia común diseñada, en lo que se ha llamado “Tourism Destination Placement” (López, E.), aplicando una metodología dirigida a valorar si esa relación existe o no, por medio de diferentes fases. Podría darse el caso de que se tratara de una película de baja calidad pero excelente estrategia desde el punto de vista del marketing del destino. De momento si quieren, pueden aprovechar para con este nuevo ojo critico, visionar si los principales atributos del destino turístico australiano están presentes y claramente identificados en la película. Tal vez como contraste peda citarse la película “Mongol”, actualmente en cartelera y donde a pesar de lo atractivo del personaje de Gengis Khan y la grandiosidad del destino turístico Mongolia, el débil engranaje de acogida turística del país asiático apenas ha podido hacer nada para aprovechar esta excelente oportunidad.

Deja un comentario

Archivado bajo Mongolia, Relatos de viaje, Tendencias, Turismo conceptos